Cuando yo me apego (a personas, situaciones o cosas) en realidad, mi objetivo más inmediato, es la búsqueda y mantenimiento de una “PROXIMIDAD emocional” con esta persona, situación o cosa (pero a un coste muy elevado mío).
Hoy reconozco que esta “PROXIMIDAD emocional” la busco en aquellas situaciones en las que YO siento una sensación de “amenaza personal” (de la forma que sea).

Ante esta sensación mía de “INSEGURIDAD personal”, tal “Apego”, ¡ayyy! falsa y tramposamente, me proporciona una sensación – cual “sucedáneo” – de seguridad, de consuelo y de protección.

Mis “Apegos” (a lo que sea) me inducen a ser “INCOHERENTE emocionalmente”, puesto que, en muchas ocasiones, “siento blanco”…… “pienso negro”…… “expreso rojo”…… y “actúo azul”.

¡Ayyy……! ¿Dónde reside, en estas ocasiones, mi “COHERENCIA emocional”?

 

Deja un comentario