Ayudamos a frenar y a sanar la “Herida Emocional” que presenta la persona, estimulándola y haciéndole consciente de sus propios recursos.

Por circunstancias desestabilizantes de la vida, los referentes recibidos de los progenitores o a partir de la influencia social del entorno, pueden menguar o bloquear estos propios recursos, y desestabilizarse, así, nuestro eje emocional.

El objetivo de la labor psicoterapéutica consiste en:

  • identificar qué es lo que está ocurriendo.
  • darse cuenta de cómo, inconscientemente, no se utilizan los propios recursos.
  • facilitar que se restablezca el equilibrio emocional, usando, para ello, los redescubiertos propios recursos.

Espaciado

 

Deja un comentario