"HAZLO FÁCIL"

Cuando empecé a quererme, descubrí en mi interior una “fuerza” que me aconsejaba “BAJAR EL RITMO” y disminuir, también, la sensación de “PRISA” y de “PRESIÓN” con y hacia mi persona. Esta “fuerza” fue enseñoreándose en mí, haciéndome más consciente de cada momento de mi vida. Frecuentemente esta “fuerza” me susurraba: -“¿A qué tanta “prisa”?¿Acaso se acaba el mundo? – ¿Por qué asumir tanta “presión”?¿Acaso no existe la calma? – […]

 

"MI FALSO JUEZ CASTIGADOR"

Cuando empecé a quererme, descubrí mi “BONDAD”, con lo cual abandoné mis creencias injustas sobre mi mism@…… …… y así fue como YO empecé a preguntarme: -“¿Acaso resultaba creíble que YO era un ser imperfecto, SIN alternativa? -“¿Acaso resultaba coherente que se dieran tantas “Penas” en mi vida? -“¿Acaso era razonable tener que exigirme tanto a mi mism@? -“¿Y por qué YO NO podía disponer de un “lenguaje amable” para […]

 

"NO CONFORMARSE CON POCOS"

Cuando empecé a quererme, amaneció el día en que YO percibí todos “mis POCOS” en mi vida, y una súbita sensación de Inconformidad se asentó en mi Interior. – ¿Por qué sólo sentirme ‘un poco’ feliz? – ¿Por qué sólo disponer de ‘un poco’ de mi amig@? – ¿Por qué sólo poder expresar ‘un poco’ de mis sentimientos? – ¿Por qué conformarme sólo con ‘un poco’ de coherencia en mi […]

 

“TRAMPAS AL SOLITARIO”

Cuando empecé a quererme, descubrí que mi “Mente” puede enseñorearse de mí extendiendo su dominio (sobre mí). Resulta que mi “Mente” fabrica mis “coartadas auto-engañosas” (algo así como “Trampas al Solitario”), siendo capaz, entonces, de crearme un mundo ilusorio que NO se corresponde con mi realidad real. Mi “Mente” – ¡tan poderosa ella! – puede llegar a falsearme mi Vivencia auténtica. En realidad, cuando YO sobreutilizo mí “Mente”, me aparto […]

 

"TEMPLAR MI EGO"

Cuando empecé a quererme, desistí de “querer tener siempre la razón” así como de “querer tener siempre la última palabra”…… …… con lo cual ocurrió que, progresivamente, al ir prescindiendo YO de estas “Exigencias” mías, me fui percatando que YO erraba muchas menos veces, y de que mi vida se desconflictivizaba en un grado significativo. Sencillamente, desplacé mi energía de “foco”, y ello me permitió entender que mis “Exigencias” particulares […]

 

"MI TIEMPO LIBRE"

Cuando empecé a quererme, dejé de temerle al “Tiempo Libre”. Con anterioridad, al conocido como “Tiempo Libre”, YO me sentía obligad@ a ocuparlo con más “tareas” (¡de trabajo, por supuesto!). Se daba el caso de que si lo destinaba realmente a “Tiempo Libre”, en mí se producía un sentimiento de Culpabilidad (por estar dedicándomelo a mí propia persona). Cuando me amé de verdad, empecé a desistir en ocupar mi “Tiempo […]

 

"PLAN RENOVE"

Cuando empecé a quererme, inicié mi “Plan Renove personal”, lo que me llevó a preguntarme: – “¿Qué era, y qué NO era, saludable para mí?” – “¿Qué o quién me aportaba un “valor añadido” a mi vida?” – “¿Qué o quién me suponía un ‘desgaste excesivo’ en mi vida?” Habiéndome contestado, ya, a estas preguntas, y siendo tan claras sus respuestas, ahí fue donde puse “manos a la obra a […]

 

"¿MANIPULAR, PARA QUÉ?"

Cuando empecé a quererme percibí mi “capacidad Manipuladora” (a veces muy desarrollada aunque fuere en forma sutil). Mi Manipulación era capaz de inducir alguna situación (la que fuere) con el fin de que se me complaciera “aquello” (lo que fuere) que YO deseaba. Mi “capacidad Manipuladora” expresaba, también, una actitud NO respetuosa hacia mi entorno ni hacia mí mism@. Manipulando YO me dañaba a mí y a l@s demás. Cuando […]

 

"PODER DE ELECCIÓN"

Cuando empecé a quererme dejé de desear (inmadura e infantilmente) que ¡ojalá! mi vida fuera diferente (así, de una “forma pasiva” por mí parte). Mi Inmadurez NO me permitía asumir que, aunque de aquella realidad quizás yo NO era culpable, SÍ era YO parte de ella…… …… y que, en “mi aquí” y en “mi ahora” de aquel instante, YO ya disponía de “Poder de Elección”. Cuando empecé a amarme […]

 

"IR CONTRA LAS PROPIAS VERDADES"

Cuando empecé a quererme descifré y traduje mi “Sufrimiento Emocional”; simplemente entendí su código. ¡Cuánto malestar había YO padecido con este “Sufrimiento Emocional”, siendo incapaz, a la par, de NO entenderle absolutamente para nada! Cuando le “pillé” el código y cuándo descifré su lenguaje, mi “Verdad” se me volvió diáfana. Me percaté de que mi “Sufrimiento Emocional” me estaba susurrando que YO estaba yendo contra “mis propias Verdades” (contra mis […]