El sentimiento de la “Confianza” puede considerarse una actitud personal ante el futuro.

Se aplica a “alguien” (quien sea, incluso un@ mismo@) que consideramos que NO va a defraudar nuestras expectativas.

Por lo tanto, pues, “Confianza” es la creencia en la posibilidad de predecir el comportamiento propio (“Autoconfianza”)……
…… así como el comportamiento de las demás personas……

…… creencia la cual nos provoca un sentimiento positivo y anticipatorio de un futuro sin amenazas.

La “Confianza” también hace nacer en nosotr@s una sensación de “seguridad”, al proporcionarnos, también, una vivencia de “solidez” al tiempo que nos sentimos más “ligeros”.

A partir de la “Confianza”, todo lo que emprendemos, o vivimos, se nos vuelve más fácil

y más fluido.

En sentido estricto, sólo se puede confiar en las personas (incluso un@ mism@), dado que tan solo ellas se pueden comprometer – responsable y conscientemente – a actuar de una determinada forma ( en cuanto a su proyección al futuro).