Hoy entiendo que “aquello” que YO aprendo con mí “Madurez progresiva”, NO son asuntos sencillos ni son retos banales.

El que YO adquiera “Habilidades” (las que sean) y el que YO adquiera “Información” (la que sea), forma parte de mi “Proceso Madurativo”.

Con ellas en mi haber, YO aprendo a NO incurrir en conductas insanas…… a NO dilapidar energía por causa de mi ansiedad mal gestionada…… a descubrir el cómo y cuándo dominar mis emociones en demasía…… y, también, en percibir que tanto el “Resentimiento” (cuando YO “enfoco” hacia el exterior a mí) como la “Autocompasión – Victimismo” (cuando Yo sigo enfocando, paradoxalmente, hacia el exterior a mí) se encuentran entre mis actitudes emocionales más dañinas.

Con ellas en mi haber, también tomo consciencia de que “EL MUNDO ADORA EL TALENTO, PERO, EN REALIDAD, RECOMPENSA EL CARÁCTER”…… y de que la mayoría de las personas NO están ni a favor ni en contra mía, sino que se encuentran absortas en sí mismas.

Con ellas en mi haber, YO aprendo que por grande que sea mi “Empeño” en agradar a “los demás”, siempre existirán personas que NO me van a regalar su “Aprobación”.

Concluyo pues, que todas ellas son DURAS LECCIONES AL PRINCIPIO, pero que, AL FINAL, RESULTAN SOSEGADORAS para mí.