Puede que haya ocasiones, en nuestra vida, en las que tengamos la impresión de que NO gobernamos “nuestro propio barco”…… de que nuestro “buen gobierno vital” se nos escapa de las manos.

Ello suele darse, con frecuencia, cuando algún “tema / situación / persona” nos sobrepasan (siempre como cada uno lo viviere o lo sintiere).

Cuando un “tema / situación / persona” nos sobrepasa……

…… muestra sensación interna es la de “sentirnos impotentes”: no podemos con ello.

Es, entonces, cuando nuestra vida se va convirtiendo en un “embrollo emocional”……

……“embrollo emocional” que puede llegar a ser complejo, desestabilizador y doloroso.

 

¿Y cómo empezar a recuperar el “buen gobierno” en nuestra vida?

¿Y cómo empezar a desovillar “la tal madeja embrollada”?

Respuesta:

Empezando con el primer paso (cuando se recorre un camino, siempre se empieza con el pasito número uno)

¿Y cuál va a ser el primer pasito?

Respuesta:

Que reconozcamos y admitamos, sincera y honestamente, nuestra impotencia ante tal “embrollo emocional”.

Que reconozcamos y admitamos, sincera y honestamente, que nos encontramos exhaust@s…… cansad@s…… muy dolid@s…… y muy confus@s…… y con la sensación de haberlo intentado “todo” ya…… y, además, no habiendo funcionado ninguna, o casi ninguna, de nuestras “intentonas”.

Ante este “reconocimiento / rendición personal”, lo deseable que debería seguirle sería “pequeños cambios”, “pequeñas transformaciones”…… hechas todas a “pequeña escala”, y de forma fácil y simple.

“Lo más simple” – lo más sencillo a escoger -…… suele ser “lo más técnicamente correcto”.

“Lo más simple” se corresponde a “aquello” que NO lleva más “enredo emocional” añadido,…… lo que NO exige más “hiper-energía personal” a nuestra costa.

Lo más simple incluye:

  • simple en logística
  • simple en salud (la física y la psicológica)
  • simple en economía – “en lo que sea” –
  • simple en “energía toda”

Uno debe escoger, para sí, el “camino recto”,…… y no debe de escoger, para sí, el camino curvo (y, encima, con túneles, …y, encima, con cadenas, …y, encima, con pendientes……).

Soltar la “complejidad”.

Soltar el “embrollo emocional”.

Soltar el “enredo emocional”.

Soltar el “desgaste inútil”.

Soltar las “intentonas equivocadas”.

Soltar nuestro “apego a la impotencia”.

SOLTAR…… SOLTAR…… SOLTAR