Cuando YO establezco una relación (del tipo que sea) ésta me pide hacer uso de mis “propios recursos internos”, los cuales se corresponden con mi progresiva Madurez personal y mi progresiva amplitud de Consciencia.

YO considero que las relaciones son “caminos”, “proyectos”, “viajes” (acompañados de “quien sea”).

Así pues, YO entiendo que la importancia radica en el “camino”, NO en la “meta final”, lo cual me  permite madurar como persona, INDEPENDIENTEMENTE del resultado del “desenlace final”.

Cuando, por el contrario, YO “exijo prefigurar un desenlace final” – a mi conveniencia y según mi propio código – me substraigo de mí mism@ (me desentiendo de mí).
Para mí, un “buen camino” es “aquél” que es andado sin “apegos”.
El “NO apego” me permite crecer.