Nuestras vidas (las que sean y cómo sean) se entretejen con la vida de otras muchas personas……
…… progresivamente y en círculos cada vez más amplios.

Aunque parezca increíble, cada uno de nuestros actos posee una “dimensión global”, incluso aquellos los más nimios y desapercibidos.

Así pues, tod@s somos necesarios para tod@s……
…… y nuestra vida es una parte necesaria e imprescindible del “patrón global”.
Incluso en nuestra soledad y anonimato, NO por ello dejamos de formar parte de este “esquema general”.

A nosotr@s nos es dificultoso contemplar el “patrón completo”……
…… dada su complejidad y vastedad, la cual rebasa nuestra comprensión.

¿Y si careciere de Sentido?

Con el tiempo, pero, nuestro entendimiento más maduro nos permite darnos cuenta de que “a estos dos pájaros se les necesita en algún lado”.
Son necesarios en sí mismos.
Valiosos.