¡Qué maravillosa es la capacidad de capturar y saborear el goce de los “Momentos pasados”!
Estos pueden servirme, cual bálsamo, cuando en mis “Circunstancias presentes” vivo situaciones de DIFICULTAD.

Pienso, sin embargo, que es esta experiencia mía actual – mi “PRESENTE de HOY”- la que exige mi atención y mi energía.

Es en este contexto mío, actual y presente, dónde se me pide que YO aplique las “Lecciones” que los Recuerdos/Vivencias del “Pasado” (tanto los “buenos” como los “malos”) me habrán proporcionado.

Entiendo que es sano, por mi parte, dejar de aferrarme – atrapad@ – sólo en los Recuerdos del “Pasado”, sin haber extraído su parte enseñante.

Sólo fluyendo con el “Presente” – el “Presente” mío – y digiriendo la forma en que sus sucesos se encajan en mi vida, YO asimilaré la “Experiencia total” que la vida me ofrece.

Hay personas que viven “vidas a medias”……
…… dado que NO son capaces de renunciar al “Pasado” a favor de todo lo que les ofrece el “Presente” (que no deja de ser un repetición del “Pasado” pero esta vez MEJORADO).

“Soltar” la nostalgia que atrapa.
“Soltar” y fluir…… rememorando el “Pasado” sólo en la medida en que beneficie nuestro “Presente”.