(dedicado a su hermano Juan Carlos, fallecido a los 9 meses de edad – 1958 -)

Duerme, Juan Carlos,
duerme,
que el amor en tu cuna
se mece.

Duerme.

Te contaré los ángeles
desde
tus pequeñas encías
de leche,
donde bailan, apenas,
dos dientes.

Duerme.

No estás solo. De estrellas
se te llena la frente.
Tus dos ojos cerrados
para siempre.

Duerme.

No es mamá. Nadie llora.
Duerme
tranquilo. Sólo es sueño
tu muerte.

Si me esperas un poco,
si puedes
esperarme en tu cuarto
de juguetes,
allí los dos podremos
inventar otra muerte,
donde quepan enteras
tus nueve
sonrisas detenidas
de repente.

No tengas miedo. Nadie
quiere
dejarte solo, Juan Carlos.

Duerme.

(Palabras de JENARO TALENS – poeta español -.
1946 –
Lienzo-pintura de GUSTAV KLIMT – pintor austríaco -.
1862 – 1918
En su compañía.)