Abrir la puerta…… compartir el pan…… ofrecer el calor de la lumbre…… hacerle saber que es grata su compañía…… comunicarle que se es bien recibid@…… y rogarle-invitarle a quedarse……
…… todas ellas son formas y muestras de nuestra estimación…… de nuestro sentido afecto…… de nuestra apertura de corazón …… y de nuestro agradecimiento.

Agradecimiento a la vida, por haber forjado esta amistad y este amor.

Nuestra casa se abre, así como nuestro corazón.
Nuestra sonrisa se realza y brinca de gozo, porque un amig@ es un tesoro y es un regalo.

Quédate, amig@.
Mi casa es tu casa.

 

Deja un comentario