Reconozco en mí a la “Herida Emocional” cuando siempre, o mayoritariamente, intento “cubrir” mis “Inseguridades Personales” (las que sean)

  • sean estas físicas
  • sean estas intelectuales
  • sean estas emocionales
  • sean estas de “status social”

…… y las “cubro”, pues:

  • bajo “roles” interpretados
  • bajo máscaras disimuladoras
  • bajo personajes interpretados
  • bajo maquillajes disimuladores

…… los cuales voy incorporando en mi día a día.

Así pues, progresivamente, voy a ir construyendo, y mostrando, “un falso YO”

Mi “YO auténtico” lentamente se va viendo eclipsado por este “falso YO”, el cual va tomando mayor relevancia en mi día cotidiano.

Cuando reconozco estas características en mí, puedo empezar a entrever mi “Herida Emocional”.

Al entrever mi “Herida Emocional”, también puedo empezar a verbalizar “en qué consiste ella” y “cómo se me manifiesta en mi vida cotidiana”.

Reconozco y admito.