Nos recuerda el ‘Lema’: “Sólo por hoy”…… “Sólo en estas 24 horas siguientes”.

Aplicando este ‘Lema’, mientras se atraviesa un “Shock sentimental” (sea por ruptura o por fallecimiento), ello nos permitirá seguir atendiendo nuestro “centro emocional”…… y a nuestras “necesidades personales” también…… así como de actuar y reaccionar – razonablemente – ante las situaciones del día a día que se nos van presentando (la vida sigue girando)…… y, finalmente, de motivarse a través de las rutinas diarias (las que sean).

Cumpliendo todos estos requisitos, en cuanto a atenderse un@, NO es nada anormal que la tristeza, de la persona afectada, se tome “su tiempo”.

De hecho, esta cuestión del “tiempo” pierde importancia, puesto que lo que realmente resulta constructivo es que la persona afectada “siga funcionando” (atendiéndose, y NO apegándose a los sentimientos).

El transcurrir por este proceso (“Shock sentimental”) de una forma constructiva, depende del “buen funcionamiento” y de la “buena gestión personal” de la persona afectada.

Por lo tanto:

– “Soltar” la actitud de “abandono” hacia un@ mism@.
– “Soltar” la actitud de “desatenderse” un@ mism@.
– “Soltar” la confusión de “identificarse un@ con sus propios sentimientos” (un@ siempre sigue siendo un@).

SOLTAR…… SOLTAR…… SOLTAR.