“MIEL IMPREVISTA”

Volvió la abeja a mi rosal. Le dije: — Es tarde para mieles; aún me dura el invierno. Volvió la abeja. — Elije — le dije — otra dulzura, otra frescura inocente. Era la abeja obscura y se obstinaba en la corola hueca. ¡Clavó su sed sobre la rosa seca!…… ……y se me fue cargada de dulzura. (Palabras de DULCE MARÍA LOYNAZ – poetisa cubana – 1902 – 1997 Lienzo-pintura […]

 

“¡ADIOS!” (cuento)

Pues resulta que un ratoncito, chiquitín y simpático, vivía confortablemente en el granero de una granja. Cierta mañana, este ratoncito sacó su hocico por el agujerito de la pared, apreciando como el granjero y su esposa procedían a abrir un paquete recién comprado. El ratoncito chiquitín sintió una gran emoción, pensando lo agradecida que estaría su barriguita ante tal regalo. -“¡ Uhmm…… comida, comida! ¿será queso fresco? ¿será queso curado?” […]

 

“RESPETO” (sentimiento)

El “Respeto” consiste en la capacidad para ver a una persona “tal y como es”, teniendo consciencia de su individualidad única. “Respeto” significa preocuparse para que otro ser humano crezca y se desarrolle por sí mismo, de la forma que le sea propia…… …… y en ningún caso para moldearlo o “servirnos” de él. Existe “Respeto”, en nuestro amor manifestado hacia otra persona, cuando la aceptamos en su propia “Identidad” […]

 

“ CONTACTANDO CON MI DOLOR”

Cuando empecé a quererme, dejé de ignorar, obviar, minimizar – o simplemente tolerar – mi “Dolor”. Fue entonces cuando entendí que mi “Dolor” requería ser atendido, puesto que expresaba “todo aquello” a lo que yo NO me atrevía a ponerle atención. Paso a paso, fui poniéndole palabras a este “Dolor mío”…… …… y así adquirió relevancia como prioridad en mis necesidades. Cuando empecé a amarme de verdad, me percaté que […]

 

"ALEJARME DE LA INCOHERENCIA DE MI AGONÍA EMOCIONAL"

Cuando yo me apego (a personas, situaciones o cosas) en realidad, mi objetivo más inmediato, es la búsqueda y mantenimiento de una “PROXIMIDAD emocional” con esta persona, situación o cosa (pero a un coste muy elevado mío). Hoy reconozco que esta “PROXIMIDAD emocional” la busco en aquellas situaciones en las que YO siento una sensación de “amenaza personal” (de la forma que sea). Ante esta sensación mía de “INSEGURIDAD personal”, […]

 

“DESÁNIMO” (sentimiento)

Por “Desánimo” se entiende al sentimiento de “falta de energía y de vitalidad”, debido a una causa física o psíquica, y sea esta conocida o desconocida…… …… y que, además, se la vive con un cariz negativo. Pertenecen a esta misma familia – del sentimiento del “Desánimo” – la sensación de “decaimiento” o de “abatimiento” o de “desgana” o de “sentirse desmoralizad@”. Es bueno precisar que ante un “esfuerzo no […]

 

“MIS FRAGMENTOS ROTOS”

Cuando empecé a quererme ocurrió un suceso inesperado: los “rincones” de mí interior (que durante mucho tiempo YO había ignorado) o aquellos “rincones huérfanos” míos (que vivían bajo la sensación de desamparo y sintiéndose desatendidos)…… …… resulta que dejaron de pelearse y de competir entre ellos “por llamar mi atención”. Así fue como, paulatinamente, todos mis “rincones” recibieron atención por parte mía, con lo cual se acabó la pugna y […]

 

"EL AMOR VERDADERO EMPIEZA CONMIGO"

A mí me asisten unos “Derechos”, pero también me debo a mis “Deberes”. Así, pues, YO tengo el “Deber” de ser consciente de mi propio cuidado…… consciente de poner atención a mi propia persona…… consciente de otorgarme un buen trato a mi mism@…… consciente de que me debo a la amabilidad…… consciente en respetar y velar por mi Dignidad…… consciente en preservar mi propia Identidad. Cuando YO soy consciente de […]

 

“A UN ESQUELETO DE MUCHACHA”

En esta frente, Dios, en esta frente hubo un clamor de sangre rumorosa, …… y aquí, en esta oquedad, se abrió la rosa de una fugaz mejilla adolescente. Aquí el pecho sutil dio su naciente gracia de flor incierta y venturosa, …… y aquí surgió la mano, deliciosa primicia de este brazo inexistente. Aquí el cuello de garza sostenía la alada soledad de la cabeza, …… y aquí el cabello […]

 

“LA INTÉRPRETE”

Érase una vez, hace mucho-mucho tiempo, existía un Sultán que gobernaba en sus lejanos reinos de Oriente. Resultó que un día el Sultán despertóse muy alterado, debido, ello, a una sueño inquietante nocturno: su Majestad se había visto a si mismo perdiendo todos sus “reales dientes”. Una vez recobróse un tanto, batió sus palmas mandando llamar al Sabio de la corte para que interpretase su sueño y le aconsejara. Presentóse […]