En el sentimiento amoroso está “todo”.
Amor es vida. Vida es amor.

También en la amistad…… la conversación amable…… el regalo…… la escucha entregada…… la mirada cómplice…… la compañía…… el gesto…… el detalle.
En “todo” ello también está la vida.

Y en la entrega total…… el compromiso incondicional…… en la disposición absoluta.
Sin dudarlo, también en “todo” ello está “toda” la vida.
Está “todo”.

Referirnos al amor ¡SÍ! y, muy especialmente, aplicarlo en todas sus dimensiones.

Pregunta:
¿Qué es  la esencia del amor?

Respuesta:
El amor no es más que el deseo (y su realización por parte nuestra) “de que el ser amado esté bien…… se sienta bien…… crezca bien…… y se desarrolle bien”.

Amar es respetar.
Y en el respetar está el cuidar.

Cuidarse un@.
Y cuidar a este otr@ que nos acompaña.

Amar y ser amado. Empezando por un@ mism@.