Yo te busqué en la sombra,
pero la sombra
se perdió contigo.

Yo te busqué en la luz,
pero la luz
se perdió contigo.

Yo te busqué en el agua,
pero el agua
se perdió contigo.

Yo te busqué en el eco
de un sonido de silencio,
y el eco
se alargó en mi oído
y se perdió contigo.

Yo te busqué en mi voz,
y mi voz sin voz
se perdió contigo.

Yo te busqué en mí mismo,
y hasta yo mismo
me perdí contigo.

……Y de tanto buscarte,
en la sombra,
en la luz,
en el agua,
en el eco,
en mi voz,
en mí mismo,
…… eché mi corazón a las estrellas,
y en una estrella
te reías conmigo.

(Palabras de JULIO SOTO RAMOS – poeta portorriqueño
1903 –
Lienzo-pintura de WILLIAM JOHN HENNESSY – pintor irlandés -.
1839-1917
En su compañía.)