La “Vergüenza” es un sentimiento muy extendido socialmente, definible como un estado de ánimo penoso ocasionado por la pérdida real, o presunta, de la propia DIGNIDAD.
El sentimiento de la “Vergüenza” puede aparecer ante desencadenantes tales como: una humillación…… un desprecio…… una sensación de “hacer el ridículo”.

En algunas ocasiones es posible sentir “Vergüenza” de un@ mism@ sin que ninguno de estos desencadenantes tenga lugar realmente.
A veces es suficiente la sospecha del “qué estarán pensando – las otras personas – respecto a nosotr@s” (por una supuesta “Ley infundada” que nos creemos), para que aparezca en nuestra persona la sensación de “Vergüenza”.

Así pues, en lo más hondo del sentimiento de la “Vergüenza”, existe nuestro propio miedo a ser “mal vistos” o a ser “mal considerados”…… y, por lo tanto, mucho miedo “al rechazo”.

Quien sufre “Vergüenza” suele ser, en el fondo, una persona insegura de sí misma…… y también suele ser una persona que muestra desconfianza respecto a las “otras personas”.

La “Vergüenza” es una reacción negativa “dirigida contra un@ mism@”.
Su propia DIGNIDAD queda malherida.