Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías,
mientras aguardan la gran felicidad

La felicidad no es un “lugar” al que llegar, es más bien una manera de “andar”.
No es un destino, sino que es un estado que aparece al caminar.
…… Y mientras hay quienes se dedican a “comprar la felicidad”,
otros la crean desarrollando su consciencia, procurando cuidar lo esencial,
brindando pedacitos de alegría…… y amando a quienes les rodean.
…… Y haciendo todo ello, son felices.