Cuando YO amo sanamente, me TRANSFORMO.

Sea YO con mi hij@…… o sea YO con mi pareja sentimental…… o sea YO con una amistad significativa……
…… resulta, entonces, que esta “tal persona” permite que aflore en mí lo MEJOR de mi persona.

Cuando Yo amo sanamente, reverdece mi ser…… rebrotan mis valores…… madura mi fruta…… crezco, crezco y crezco.

Cuando YO amo sanamente, entiendo – y practico – la generosidad…… el desprendimiento…… el discernimiento…… la tolerancia a la frustración……
…… al mismo tiempo que también se engrandece mi horizonte intuitivo.

Cuando YO amo sanamente, me libero de mis “Apegos” (cual lastres que son para mí)……
…… y a la par y viceversa, también se libera la “otra persona” de sus propios “Apegos” (cual lastres que son para ella).

Amar sanamente, siendo un camino a UNO, resulta ser un camino a DOS.