La “Aversión” produce el impulso de separarse de una cosa o persona.
Este objeto – o persona – despierta una emoción de rechazo, desprecio o irritación, la cual causa un movimiento en su contra y un deseo de alejarse de ella o destruirla.

La “Aversión” es una emoción primaria que puede ser la base inicial de algunos otros sentimientos tales como la “antipatía” o/y la “intensa ausencia de afinidad”.

La “Aversión” – como emoción primaria que es – contempla una función inicial de protección ante “algo” (“algo” que sentimos como perjudicial para nuestra propia persona)……
…… lo que nos impulsa a apartarnos de ello.

Pasar del “Cero” al “Uno”
https://www.centro-avant.org/del-cero-al-uno/