Puede que haya ocasiones, en mi vida, en las que tenga la impresión de que NO gobierno “mi propio barco”, de que mi “buen gobierno vital” se me escapa de las manos.

Ello me suele suceder cuando algún “tema / situación / persona” me SOBREPASA, con lo cual mi sensación interna es la de “sentirme IMPOTENTE”: NO poder con ello.

Es, entonces, cuando mi vida se va convirtiendo en un “Embrollo Emocional”, el cual puede llegar a ser complejo, desestabilizador y doloroso para mí.

Pregunta:
– ¿Y cómo empezar, YO, a recuperar el “buen gobierno” en mi vida?

– ¿Y cómo empezar, YO, a desovillar “la tal madeja embrollada”?

Respuesta:

Es preciso que YO reconozca y admita, sincera y honestamente, mi Impotencia ante tal “Embrollo Emocional”.

Es preciso que YO reconozca y admita, sincera y honestamente, que me encuentro exhaust@…… cansad@…… muy dolid@…… y muy confus@…… y, además, con la sensación añadida de haberlo intentado “TODO” ya (NO habiendo funcionado ninguna, o casi ninguna, de mis “intentonas”).