“CRISTALITOS” (cuento)

Pues érase un artesano al que la vida le había ido privando de agudeza visual. Sus manos, pero, seguían siendo tan diestras como el primer día, con lo cual, lo que su vista no alcanzaba, SÍ lo conformaban sus expertas y delicadas manos. Llegó a destacar como un extraordinario artesano, y su fama trascendió allende. Acercándose que fuere un día festivo, el artesano – casi ciego – deseó obsequiarle, a […]