-“¿Buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?” – así reza un cuento tradicional oriental frente a lo que nos puede suponer un cambio en nuestra vida.
……¿Y YO, les temo a los cambios?
¿Acaso YO concibo la Vida como un discurrir lineal y rectilíneo? ……
…… ¿O más bien YO concibo la Vida como un discurrir fluctuante, cambiante y dinámico?

En mis “fluctuaciones / cambios vitales”, con los que se ha ido dibujando mi propia Vida (y se sigue dibujando todavía), cuando las “lecturas” que YO he hecho de ellas han sido interpretaciones a “corto plazo”, he solido vivir a cuestas de la Ansiedad, del Miedo y del Bloqueo emocional que han anidado en mí.
Insanas compañías.

Por el contrario, cuando las “lecturas” que YO he hecho de mis “fluctuaciones / cambios vitales” han sido interpretaciones a “medio / largo plazo”, se me suele, entonces, ampliar mi “Perspectiva Vital”……
…… con lo que YO me asiento en la Templanza y la Serenidad, las cuales me pueden ayudar a perfilar los “Hechos” en su “justa medida” y en su “justo enfoque”……
…… y también, incluso, pueden propiciarme “Renacimientos Vitales” (emocionales y espirituales) en mi propia persona.
Buenas compañías.